Expresiones coloquiales con el dinero

El dinero: expresiones coloquiales en español

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al “blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más”.  Hoy os quiero  hablar sobre el dinero y presentaros algunas de las expresiones coloquiales que más utilizamos en España para referirnos a tan preciado metal o en situaciones en las que el dinero es el protagonista.

¡Fíjate en la infografía!

Costar una pasta o un pastón

Utilizamos el término “pasta” para comunicar coloquialmente “dinero”. Si algo cuesta una “pasta o un pastón” queremos decir que es muy caro. Otras expresiones que utilizamos mucho con el término “pasta” son:

“Manuel es dentista y gana una pasta” (gana mucho dinero)

“No puedo irme de vacaciones este año, no tengo pasta” (no tengo dinero)

Costar un riñón o un ojo de la cara

Nuestros riñones y ojos son órganos muy preciados de nuestro cuerpo, por eso los utilizamos para expresar que algo es muy caro o cuesta mucho dinero:

“Quiero ir a Vietnam, pero el billete cuesta un riñón/un ojo de la cara” (es muy caro)

Estar sin un duro/No tener un duro/ Estar sin blanca

Todas estas expresiones comunican que no tenemos dinero. La palabra “duro” proviene del término que utilizábamos para designar a una de las antiguas monedas que circulaban en España antes del euro (la moneda de 5 pesetas o “duro”).

El duro español

Estar forrado/Forrarse

¿Alguien duda de si Trump está forrado o no? 😉

“Alberto se ha forrado invirtiendo en bitcoins” (ha ganado mucho dinero)

Ser agarrado / Tacaño

Cuando una persona es agarrada, tacaña es porque no quiere gastar dinero.

Rascarse los bolsillos

Utilizamos esta expresión para comunicar que hay que gastar, pagar o aportar dinero. Sobre todo la utilizamos en situaciones en las que nos cuesta pagar, gastar o aportar “pasta”.

Tirar la casa por la ventana

Esta expresión se utiliza cuando se gasta mucho dinero sin control o medida.

Y tú, ¿eres agarrado/a o estás forrado/a? ¿Tiráis la casa por la ventana de vez en cuando? o… ¿ sois de los que pagan un riñón por un capricho? Ya sabéis  que podéis dejar vuestros comentarios y dudas en el blog.

Nos vemos pronto 😉

Usos y diferencias entre “Por y Para”

Hola a todos y bienvenidos al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy he creado esta infografía con los usos y diferencias entre “Por y Para” ya que se confunden muy fácilmente.

¡Fíjate en la infografía!

“Por”

Como puedes observar en la infografía, “Por” se refiere a una localización sin determinar en el espacio y el tiempo:

“Me gusta caminar por el bosque” (no digo el lugar exacto)

Por las tardes (no digo la hora) voy a clases de español”

“Siempre me tomo un café por las mañanas pero por las tardes prefiero tomar té”

“No suelo tomar café ni té por las noches”

También utilizamos “por” para expresar causa:

-¿Por qué no has ido a pasear hoy?

– “No he ido por el viento”

Intercambiamos algo/alguien “por” otra cosa/alguien:

“Te cambio mi coche por tu moto”

“He pagado 10 euros por un abrigo de segunda mano”

“En el último minuto del partido han cambiado a Ronaldo por Messi”

Cuando distribuímos cosas:

“He repartido tres lapiceros por niño”

Cuando nos referimos al uso de un medio (algo que nos sirve para un determinado fin)

“Llámame por teléfono”

“Mándame el archivo por email”

“Para”

Utilizamos “para” cuando expresamos dirección:

“Estoy cansada, me voy para casa”

“Esta tarde salimos para Santander”

También usamos “para” para expresar finalidad o propósito:

“He comprado verdura para cenar”.

“Hay tomates para ensalada, para gazpacho y para hacer salsa”

Cuando algo va dirigido o se entrega a alguien “destinatario”:

“He comprado un gorro para mi hija y unos pantalones para mi hijo”

Y también, cuando nos referimos a un plazo temporal:

“Los ejercicios de la lección 7 son para mañana”

“Tengo que entregar el proyecto para antes de Navidad”

¡Y hasta aquí por hoy! Espero que la infografía y la explicación os haya sido de ayuda. Ya sabéis que podéis dejar vuestros comentarios o dudas aquí abajo. Nos vemos 😉

 

Portada tener que o haber que + infinitivo

Diferencia entre “tener que/ haber que+infinitivo”

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Ayer uno de mis alumnos me preguntaba…  Eva, ¿cuál es la diferencia entre “tener que y haber que”?

Después de explicarle a mi almuno la diferencia entre ambas expresiones,  me he puesto manos a la obra y he creado esta infografía para explicaros a todos vosotros cómo utilizamos estas dos expresiones. Ahora fíjate bien en la infografía:Perífrasis Tener que o haber que

 

“Tener que o haber que+ infinitivo”

En español utilizamos estas dos expresiones para comunicar obligación o necesidad pero de dos maneras distintas:

Tener que+infinitivo hace referencia a una necesidad u obligación de un sujeto en particular:

“Tienes que estudiar más si quieres aprobar”. (Es necesario para ti).

“Mis padres tienen que ir al médico todas las semanas”. (Es una obligación, necesidad que tienen ellos).

“Tengo que comprar fruta, que ya no tengo en la nevera”. (Es necesario para mí).

Haber que+infinitivo hace referencia a una necesidad u obligación en general sin hacer referencia a ningún sujeto. No sabemos quién realiza la acción.

“Hoy hay que ir a comprar leche” (conocemos la necesidad u obligación pero no sabemos quién la comprará).

“Ha habido que llamar a la policía porque había una persona sospechosa en el vecindario” (No sabemos quién llamó, solo sabemos que esa necesidad u obligación se ha cumplido).

Como puedes observar,  usamos estas expresiones en cualquier tiempo verbal.

También, a estas expresiones las llamamos  perífrasis verbales, es decir,  expresiones compuestas de un verbo auxiliar que se conjuga como: “tener”, “haber” + una particula como: “que”, “para”, “de”, “a” + un verbo en infinitivo, gerundio o participio.

Ahora, ponte a prueba con este ejercicio:

¡Espero que hayas conseguido buenos resultados! y nos vemos próximamente 😉

 

Portada pones te pones

Usos y diferencias: ¿Poner o ponerse?

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy os he preparado una infografía con los usos y diferencias de los verbos “poner o ponerse”. Fijate en la infografía:

Usos y diferencias poner y ponerse

¿Poner o ponerse?

La diferencia de uso entre estos dos verbos  me permite explicaros cual es la diferencia entre un verbo con uso “normal” o un verbo con uso “reflexivo”. Ahora fíjate en esta infografía:

El verbo poner uso transitivo

Los verbos de uso “normal” (transitivo) son aquellos verbos cuya acción la realiza un sujeto (las gallinas) y dicha acción tiene efecto o recae en otra cosa o en otra persona.

Ahora mira esta otra infografía:

Los verbos de uso “reflexivo” son aquellos verbos cuya acción la realiza un sujeto (Juan) y la acción recae sobre el mismo sujeto (Juan)

¿Puedes ver la diferencia?

Ya sabes que puedes dejar tus comentarios y dudas en el blog. Nos vemos en el post siguiente 😉

 

El grado superlativo

Los superlativos en español: relativo y absoluto

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. En este post os quiero mostrar el funcionamiento de los superlativos en español: el superlativo relativo y el absoluto.

¡Vamos a por ello y fíjate bien en la infografía!

Los superlativos: relativos y absolutos

Los superlativos en español

El grado superlativo o “comparativo de excelencia” nos permite expresar una cualidad que algo, alguien, una acción… tiene en su mayor grado de intensidad.  Ahora vamos a ver  sus formas:

Superlativo relativo

El superlativo relativo expresa una cualidad en su máximo grado siempre en relación con otros. Para ello utilizamos el esquema: El/la/los/las + sustantivo+ más+adjetivo+de o El/la/los/las+más+adjetivo+de. Este último esquema lo utilizamos cuando ya sabemos de qué sustantivo estamos hablando:

“Belén es la más lista de la clase”.

El río más caudaloso del mundo es el Amazonas y también el más peligroso”.

Superlativo absoluto

El superlativo absoluto expresa una cualidad en su máximo grado y en sí mismo, es decir, no lo relacionamos con nada.

“Mi primo es altísimo“.

“Este libro es interesantísimo“.

En el lenguaje coloquial también se utiliza “super” delante del adejtivo:

“Estos zapatos son super cómodos”.

“¡Me encanta tu vestido! es super bonito”.

Pero lo más común y más utilizado es el adverbio “Muy” delante del adjetivo:

“¡Me encanta tu bolso! es muy bonito”.

“Barcelona es una ciudad muy bonita e interesante”.

Y…¿Cómo se forman los superlativos absolutos?

Normalmente, para formar el grado superlativo del adjetivo quitamos la última vocal y añadimos “ísimo/a/os/as“. Por ejemplo:

Bueno/a – Buenísimo/a/os/as

Malo/a – Malísimo/a/os/as

El adjetivo “interesante” en grado positivo no tiene género pero, en su grado superlativo sí: interesant-ísimo/a/os/as

“El libro es muy interesante/interesantísimo“.

“La película es muy interesante/ interesantísima“.

Los adjetivos que acaban en “ble” sustituyen la terminación en bilísimo/a/os/as:

El adjetivo “amable” no tiene género en grado positivo pero, en su grado superlativo sí:

“Mi Jefa es muy amable/ Mi jefa es amabilísima“.

¿Conoces más ejemplos?

Ya sabes que puedes dejar todas tus dudas y tus comentarios en el blog. Nos vemos 😉

 

 

 

Oraciones comparativas de superioridad

Oraciones comparativas superioridad en español

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy os presento esta infografía con las oraciones comparativas de superioridad. No olvidéis que en los siguientes enlaces podéis ver las infografías y explicaciones de las oraciones comparativas de inferioridad  y las comparativas de igualdad que publiqué las pasadas semanas.

Ahora, ¡fíjate bien!

Oraciones comparativas de superioridad

Utilizamos el esquema “MÁS +adjetivo/sustantivo/adverbio+ QUE” para comunicar que algo/alguien tiene una cualidad superior que otro/a  u otra cosa:

“Tu casa es más grande que la mía”.

“La carne de cerdo es más barata que la de terenera”.

“Hoy amanece más temprano que ayer”.

“Félix parece más un tigre que un gato”.

Y utilizamos el esquema “VERBO+MÁS QUE” cuando comparamos las cualidades de una acción verbal:

“César corre más que Ignacio”.

“Alejandra come más que yo”.

Mejor, peor, mayor y menor

Más se puede unir a un adjetivo o a un adverbio como bien, bueno/buena, mala/malo, pequeño, viejo. Vamos a ver unos ejemplos:

“El clima del sur es mejor que el del norte (más bueno).

“Mi ordenador es peor que el tuyo (más malo).

“Mi padre es mayor que mi madre” (más viejo).

“Mi hermano es menor que yo” (más pequeño).

Espero que tanto la infografía como la explicación hayan sido de ayuda y… ¡ya sabes que puedes dejar tus comentarios o dudas en el blog! Nos vemos pronto 😉

 

 

Oraciones comparativas inferioridad

Oraciones comparativas de inferioridad en español

Hola de nuevo y “bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más”. Hoy continuamos con las oraciones comparativas, pero esta vez vamos a ver las oraciones comparativas de inferioridad.

Fíjate en la infografía: Oraciones comparativas de inferioridad

 

Oraciones comparativas de inferioridad

Como puedes observar en la infografía, utilizamos el esquema “MENOS (adjetivo/ sustantivo) QUE” para comunicar que alguien o algo tiene una cualidad inferior que otro/a,  otra cosa:

“La ensalada está menos salada que la sopa”.

“Luis es menos agradable que Alfredo”.

Y utilizamos el esquema “MENOS QUE” para comunicar los estados o acciones, en calidad inferior, en la que se encuentran o realizan los sujetos:

“Mi hermano estudia menos que yo”.

“Mi padre conduce menos que mi madre”.

También “Menos” puede unirse al adjetivo “grande” y transformarse en “Menor que” o al adverbio “bueno” y convertirse en “Peor que”. Vamos a ver unos ejemplos:

“Mi prima es menor que yo”.

(Es menos grande que yo. En este caso nos referimos a la edad)

“Este hotel es peor que el de la calle de al lado”

(Es menos bueno o su calidad es inferior).

 

Espero haberte ayudado, y ya sabes que puedes dejar tus dudas y comentarios en el blog ¡Nos vemos pronto! 😉

 

 

Portada oraciones comparativas

Oraciones comparativas de igualdad

¡Hola de nuevo! y bienvenido al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy os traigo esta infografía con las oraciones comparativas de igualdad.

Oraciones comparativas de igualdad

Para comunicar que dos o más cosas son iguales o equivalentes usamos las siguientes estructuras que puedes observar en la infografía:

comparación de igualdad

 

Comparar con la estructura “igual de (adjetivo/adverbio) que”

Para expresar igualdad o equivalencia, en lugar de utilizar la estructura “tan…como”,  también podemos utilizar esta estructura:

“Rufo es igual de grande que Roco”/”Rufo y Roco son igual de grandes”.

“Sí, pero Roco no es igual de cariñoso que Rufo”/”Roco y Rufo no son igual de cariñosos”.

Comparar cantidades  equivalentes: “tanto como”, “tantos/tantas (sustantivo) como”

Cuando comparamos cantidades nos podemos referir al verbo:

“Juan come tanto como Alfonso”.

“Mi hermano no estudia tanto como yo”.

O podemos referirnos a un sustantivo:

“Tengo tantos lápices como tú” (tanto/tantas para sustantivos contables).

“Sofia no tiene tanto dinero como Laura” (tanto para sustantivos incontables).

Próximamente, seguiré explicándote con más infografías el funcionamiento de las diferentes oraciones comparativas en español. Y…¡ya sabes! deja tus comentarios y dudas en el blog 😉

 

 

 

Los verbos de cambio en español

Verbos de cambio en español

¡Hola de nuevo! y bienvenidos al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy os traigo esta infografía con los verbos de cambio en español, es decir, esos verbos que expresan algún tipo de transformación,  temporal o permanente, en el sujeto o en su ámbito personal.

Fijate en la infografía:Los verbos de cambio

 

Utilizamos el verbo ponerse + adjetivo cuando, involuntariamente, el sujeto sufre un cambio transitorio en su estado de ánimo, personalidad, aspecto físico…

-“En general soy una persona tranquila, pero me pongo muy nerviosa con los exámenes”.

El verbo hacerse+ adjetivo/sustantivo, lo utilizamos para expresar un cambio voluntario e importante en el sujeto y que a veces implica un esfuerzo: cambio de profesión, social, ideológico o evolución personal. También se utiliza para comunicar cambio de edad.

-“Acabé la carrera de medicina, pero luego me hice profesora de arte”.

-“Antonio era del Real Madrid, pero ahora se ha hecho del Barça“.

-“¡Cuánto ha crecido Óscar!, se ha hecho todo un hombre“.

Cuando usamos volverse + adjetivo, expresamos un cambio rápido de carácter o actitud del sujeto, incluso a veces con significado negativo.

-“Desde que gana dinero se ha vuelto muy engreído“.

-“Dicen que desde que recibió la herencia de sus padres se ha vuelto muy egoísta“.

El verbo convertirse en,  expresa un cambio o evolución radical en el carácter, personalidad o situación personal del sujeto en el ámbito de la vida pública.

-“Con lo vergonzoso que era Daniel y ahora se ha convertido en el actor más famoso del mundo”.

Quedarse + adjetivo / quedarse sin,  expresa un cambio debido a otro acontecimiento. Normalmente, lo usamos para comunicar cambios físicos duraderos o permanentes en el cuerpo de una persona y,  en general, se refiere a cambios negativos:

-“Tras el accidente, Gregorio se quedó paralítico y sin trabajo“.

 

Pero también, hay casos que comunica cambios positivos:

-“Ana está feliz, por fin se ha quedado embarazada”.

-“Los alumnos se han quedado muy contentos con la explicación de los verbos de cambio”.

 

Espero que esta infografía y explicación sean de ayuda y ¡ ya sabes que aquí puedes dejar todos tus comentarios! Nos vemos pronto 😉

 

 

Diferencia parecer parecerse

5 infografías y ejemplos con las diferencias entre “parecer y parecerse”

Hola de nuevo y bienvenido al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy te traigo estas 5 infografías y ejemplos con las diferencias entre “parecer y parecerse”. Para ello, también he utilizado estos verbos con su significado equivalente en inglés.

Las diferencias entre parecer y parecerse

El verbo parecer tiene varios significados de acuerdo a si lo utilizamos en su forma “normal” (no pronominal/no reflexiva), cuando acaba en “ER”  o en su forma “pronominal o reflexiva”, cuando acaba en “SE”.

Vamos a empezar con el verbo en su forma no pronominal…

El verbo parecer +adjetivo/sustantivo.

Fíjate en la infografía:

Verbo parecer con adjetivo

Utilizamos el verbo parecer, normalmente seguido de adjetivos, para expresar la impresión que en este caso nos sugiere el aspecto o el estado de algo o alguien. Como puedes observar en la infografía, el personaje de la derecha dice: “pareces enfadado” para sugerir, no confirmar, el aspecto que su amigo, Juan, tiene en este momento. Juan, que está enfadado de verdad, niega la impresión de su amigo y  confirma su estado: “No lo parezco, lo estoy”.

Ahora fíjate en este ejemplo del verbo seguido de sustantivo:

“¡Mira, mira!, ¡fíjate en ese gusano!”Parece un payaso

-“¡Uy!, pero si parece un payaso”. 

 

En este ejemplo, el hablante expresa la impresión sobre el aspecto que le sugiere o al que le recuerda el gusano.

El verbo Parecer +infinitivo.

Verbo parecer con infinitivo

El verbo parecer (conjugado)  seguido de un infinitvo nos permite expresar nuestras impresiones con valor de probabilidad, no seguridad.

En primera persona del singular es muy poco utilizado: “parezco ser un buen escritor” o “parezco ser una buena persona”, sin embargo, en este caso utilizamos la forma impersonal “Parece que” y que os explico más adelante. Pero antes mira estos ejemplos:

-“Parece que soy un buen escritor”

-“Parece que soy una buena persona”

Fíjate ahora en este otro ejemplo:

Parecen tener una buena relacion

 

“Elsa  y Carlos parecen tener muy buena relación, ¿verdad?”.

– “Sí, son muy buenos amigos”.

 

Todos estos ejemplos de parecer + infinitivo, también los podemos utilizar con la siguiente fórmula…

El verbo parecer + que:

El verbo parecer más que

“Parece que” lo utilizamos solo en la 3ª persona del singular seguido de una oración introducida por “que” para transmitir una información que puede ser probable. Esta forma impersonal permite al hablante no implicarse en lo que está diciendo, no da su opinión.

Ahora mira el contraste del ejemplo anterior con “parecer+infinitivo”:

“Parece que Elsa y Carlos tienen una buena relación, ¿verdad?”.

Me parece/ Me parecen.

Cuando queremos expresar una opinión, utilizamos el verbo “parecer” solo conjugado en la 3ª persona del singular  o del plural. Esta forma del verbo funciona como el verbo “gustar”, “interesar”…   El sujeto es /son aquellas cosas, personas, animales sobre las que opinamos.

Esta es la razón por la que los pronombres que usamos antes del verbo son los pronombres de objeto indirecto (aquí tienes una explicación sobre estos pronombres).

Recuerda que para dar más enfásis, podemos usar las formas “a mí”, “a ti”…junto con los pronombres.

-“¿Qué os parece si nos vamos unos días al campo?”.

– ” A mí me parece bien y…  a ti, Rodrigo, ¿qué te parece?”.

-“Pues, ¡a mi también me parece estupendo!”.

Además, esta fórmula puede ir seguida de una oración con “que”:

-“Me parece que Luis está enfadado”.

El verbo Parecerse 

Ahora vamos a ver el significado del verbo en su forma “pronominal o reflexiva”:

Parecerse a

Cuando queremos expresar similitud, semejanza y las comparamos con otras cosas, personas o animales, utilizamos el verbo “parecerse” seguido de la preposición “a”:

-“Mi perro se parece al tuyo”.

-“Mi hermano no se parece a mi”.

Fíjate que cuando las personas, cosas o animales que se comparan forman el mismo sujeto, no usamos la preposición “a”.

-“César y Alberto son hermanos, ¿verdad?, se parecen mucho”.

-“¡Qué dices!, no se parecen nada”.

El verbo parecer también se encuentra en muchas expresiones o “perífrasis” pero, por hoy, voy a dejarlo hasta aquí. Espero que esta explicación y las infografías te ayuden a entender la diferencia entre parecer y parecerse.

Y…¡ya sabes!, aquí puedes dejar tus comentarios o dudas. ¡Nos vemos pronto! 😉