El grado superlativo

Los superlativos en español: relativo y absoluto

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. En este post os quiero mostrar el funcionamiento de los superlativos en español: el superlativo relativo y el absoluto.

¡Vamos a por ello y fíjate bien en la infografía!

Los superlativos: relativos y absolutos

Los superlativos en español

El grado superlativo o “comparativo de excelencia” nos permite expresar una cualidad que algo, alguien, una acción… tiene en su mayor grado de intensidad.  Ahora vamos a ver  sus formas:

Superlativo relativo

El superlativo relativo expresa una cualidad en su máximo grado siempre en relación con otros. Para ello utilizamos el esquema: El/la/los/las + sustantivo+ más+adjetivo+de o El/la/los/las+más+adjetivo+de. Este último esquema lo utilizamos cuando ya sabemos de qué sustantivo estamos hablando:

“Belén es la más lista de la clase”.

El río más caudaloso del mundo es el Amazonas y también el más peligroso”.

Superlativo absoluto

El superlativo absoluto expresa una cualidad en su máximo grado y en sí mismo, es decir, no lo relacionamos con nada.

“Mi primo es altísimo“.

“Este libro es interesantísimo“.

En el lenguaje coloquial también se utiliza “super” delante del adejtivo:

“Estos zapatos son super cómodos”.

“¡Me encanta tu vestido! es super bonito”.

Pero lo más común y más utilizado es el adverbio “Muy” delante del adjetivo:

“¡Me encanta tu bolso! es muy bonito”.

“Barcelona es una ciudad muy bonita e interesante”.

Y…¿Cómo se forman los superlativos absolutos?

Normalmente, para formar el grado superlativo del adjetivo quitamos la última vocal y añadimos “ísimo/a/os/as“. Por ejemplo:

Bueno/a – Buenísimo/a/os/as

Malo/a – Malísimo/a/os/as

El adjetivo “interesante” en grado positivo no tiene género pero, en su grado superlativo sí: interesant-ísimo/a/os/as

“El libro es muy interesante/interesantísimo“.

“La película es muy interesante/ interesantísima“.

Los adjetivos que acaban en “ble” sustituyen la terminación en bilísimo/a/os/as:

El adjetivo “amable” no tiene género en grado positivo pero, en su grado superlativo sí:

“Mi Jefa es muy amable/ Mi jefa es amabilísima“.

¿Conoces más ejemplos?

Ya sabes que puedes dejar todas tus dudas y tus comentarios en el blog. Nos vemos 😉

 

 

 

Oraciones comparativas de superioridad

Oraciones comparativas superioridad en español

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy os presento esta infografía con las oraciones comparativas de superioridad. No olvidéis que en los siguientes enlaces podéis ver las infografías y explicaciones de las oraciones comparativas de inferioridad  y las comparativas de igualdad que publiqué las pasadas semanas.

Ahora, ¡fíjate bien!

Oraciones comparativas de superioridad

Utilizamos el esquema “MÁS +adjetivo/sustantivo/adverbio+ QUE” para comunicar que algo/alguien tiene una cualidad superior que otro/a  u otra cosa:

“Tu casa es más grande que la mía”.

“La carne de cerdo es más barata que la de terenera”.

“Hoy amanece más temprano que ayer”.

“Félix parece más un tigre que un gato”.

Y utilizamos el esquema “VERBO+MÁS QUE” cuando comparamos las cualidades de una acción verbal:

“César corre más que Ignacio”.

“Alejandra come más que yo”.

Mejor, peor, mayor y menor

Más se puede unir a un adjetivo o a un adverbio como bien, bueno/buena, mala/malo, pequeño, viejo. Vamos a ver unos ejemplos:

“El clima del sur es mejor que el del norte (más bueno).

“Mi ordenador es peor que el tuyo (más malo).

“Mi padre es mayor que mi madre” (más viejo).

“Mi hermano es menor que yo” (más pequeño).

Espero que tanto la infografía como la explicación hayan sido de ayuda y… ¡ya sabes que puedes dejar tus comentarios o dudas en el blog! Nos vemos pronto 😉

 

 

Oraciones comparativas inferioridad

Oraciones comparativas de inferioridad en español

Hola de nuevo y “bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más”. Hoy continuamos con las oraciones comparativas, pero esta vez vamos a ver las oraciones comparativas de inferioridad.

Fíjate en la infografía: Oraciones comparativas de inferioridad

 

Oraciones comparativas de inferioridad

Como puedes observar en la infografía, utilizamos el esquema “MENOS (adjetivo/ sustantivo) QUE” para comunicar que alguien o algo tiene una cualidad inferior que otro/a,  otra cosa:

“La ensalada está menos salada que la sopa”.

“Luis es menos agradable que Alfredo”.

Y utilizamos el esquema “MENOS QUE” para comunicar los estados o acciones, en calidad inferior, en la que se encuentran o realizan los sujetos:

“Mi hermano estudia menos que yo”.

“Mi padre conduce menos que mi madre”.

También “Menos” puede unirse al adjetivo “grande” y transformarse en “Menor que” o al adverbio “bueno” y convertirse en “Peor que”. Vamos a ver unos ejemplos:

“Mi prima es menor que yo”.

(Es menos grande que yo. En este caso nos referimos a la edad)

“Este hotel es peor que el de la calle de al lado”

(Es menos bueno o su calidad es inferior).

 

Espero haberte ayudado, y ya sabes que puedes dejar tus dudas y comentarios en el blog ¡Nos vemos pronto! 😉

 

 

Portada oraciones comparativas

Oraciones comparativas de igualdad

¡Hola de nuevo! y bienvenido al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy os traigo esta infografía con las oraciones comparativas de igualdad.

Oraciones comparativas de igualdad

Para comunicar que dos o más cosas son iguales o equivalentes usamos las siguientes estructuras que puedes observar en la infografía:

comparación de igualdad

 

Comparar con la estructura “igual de (adjetivo/adverbio) que”

Para expresar igualdad o equivalencia, en lugar de utilizar la estructura “tan…como”,  también podemos utilizar esta estructura:

“Rufo es igual de grande que Roco”/”Rufo y Roco son igual de grandes”.

“Sí, pero Roco no es igual de cariñoso que Rufo”/”Roco y Rufo no son igual de cariñosos”.

Comparar cantidades  equivalentes: “tanto como”, “tantos/tantas (sustantivo) como”

Cuando comparamos cantidades nos podemos referir al verbo:

“Juan come tanto como Alfonso”.

“Mi hermano no estudia tanto como yo”.

O podemos referirnos a un sustantivo:

“Tengo tantos lápices como tú” (tanto/tantas para sustantivos contables).

“Sofia no tiene tanto dinero como Laura” (tanto para sustantivos incontables).

Próximamente, seguiré explicándote con más infografías el funcionamiento de las diferentes oraciones comparativas en español. Y…¡ya sabes! deja tus comentarios y dudas en el blog 😉

 

 

 

Usos presente del Indicativo

Usos del presente de indicativo en español y ejercicio

¡Hola a todos! y bienvenidos a mi blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy  os traigo una infografía para repasar (o aprender)  los usos del presente de indicativo en español y un ejercicio para que lo que pongas en práctica.

Fíjate en la infografía:

Presente de Indicativo usos

Ya sabes que en español tenemos verbos regulares y verbos irregulares. Para conjugar los verbos regulares en presente de indicativo, recuerda que quitamos las terminaciones “AR-ER-IR” (terminaciones de infinitivo)  y las sustituimos por la terminación correspondiente a cada persona. Fíjate bien:

Conjugación de los verbos regulares en español

Ahora vamos a recordar los verbos irregulares que pueden ser un poco más complicados a la hora de aprender, sin embargo, y con mucha práctica, verás que poco a poco podrás controlarlos sin ningún problema. Mira esta tabla con algunos verbos irregulares que cambian la útlima vocal de la raíz, menos en la primera y segunda persona del plural:

verbos con cambio vocálico

 

verbos con cambio ue

Y ahora fíjate en los verbos que cambian solo en la primera persona del singular (hay algunos verbos que también tienen cambio vocálico en la raíz):

Verbos cambio primera persona

Y… no podemos olvidar los verbos irregulares “etrella” del español más importantes: SER/ESTAR/IR

Verbos irregulares SER_ESTAR_IR

Y ahora es tu turno para practicar las conjugaciones en presente de indicativo. ¡Disfrútalo!, y ya sabes, si tienes algún comentario o duda, cuéntamelo en el blog 😉

 

 

Algún, alguno,alguna,algunos, algunas

Diferencias entre algún, alguno, alguna, ningún, ninguno, ninguna, alguien, nadie, algo, nada.

¡Hola de nuevo! y bienvenido al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Pues, hoy  te brindo esta infografía y un ejercicio interactivo con los usos y diferencias entre algún, alguno, alguna, algunos, algunas, ningún, ninguno, ninguna, ningunos, ningunas, alguien, nadie, algo, nada. Mira la infografía:

Indefinidos en español: Algún,alguno,alguna,

¿Y qué son los determinantes indefinidos?

Los indefinidos nos permiten comunicar un número  indefinido o indeterminado (así como la inexistencia) de objetos, personas o animales.

Algún (o/a/os/as) para expresar existencia de un número de personas, cosas o animales.

ALGÚN + SUSTANTIVO (COSA, PERSONA, ANIMAL) EN MASCULINO SINGULAR.

“¡Oye!, ¿hay algún chico en tu clase que hable español?”.

ALGUNA+SUSTANTIVO (COSA, PERSONA, ANIMAL) EN FEMENINO SINGULAR.

 “¿Hay alguna chica en tu clase que estudie español?”.

PELIGRO

¡Fíjate bien!, ya que “algún” siempre va acompañado de un sustantivo masculino, sin embargo, “alguno” en singular, nunca lleva detrás sustantivo.

“En mi clase hay alguno chico de Senegal”.

Cuando ya sabemos o tenemos información sobre el objeto, persona o animal del que estamos hablando, utilizamos en solitario (sin sustantivo) los indefinidos: alguno(s), alguna(s)…

“Sí, en mi clase hay alguno(s)”.

“Sí, en mi clase hay alguna(s).

ALGUNOS + SUSTANTIVO (COSA, PERSONA, ANIMAL) EN MASCULINO PLURAL.

“En mi clase hay algunos alumnos que hablan chino”.

ALGUNAS+SUSTANTIVO (COSA, PERSONA, ANIMAL) EN FEMENINO PLURAL.

 “En mi clase hay algunas alumnas que hablan árabe”.

Ningún (o/a/os/as) para expresar inexistencia:

NINGÚN + SUSTANTIVO (COSA, PERSONA, ANIMAL) EN MASCULINO SINGULAR.

“En mi clase no hay ningún chico que hable ruso”.

NINGUNA+SUSTANTIVO (COSA, PERSONA, ANIMAL) EN FEMENINO SINGULAR.

 “En mi clase no hay ninguna chica que hable japonés”.

Cuando ya sabemos o tenemos información sobre el objeto, persona o animal del que estamos hablando, utilizamos en solitario (sin sustantivo) los indefinidos: Ninguno, Ninguna…

“No, en mi clase no hay ninguno”.

“No, en mi clase no hay ninguna”.

Como puedes observar, Ninguno/a, no los utilizamos en plural, ¡bueno!, solo con aquellas palabras que no tienen singular como: gafas, tijeras, pantalones…

Sin embargo,  sí que es más normal  utilizar la fórmula  NINGUNO/A+DE

Ninguno de estos pantalones son de mi talla”.

Ninguna de estas gafas me gustan”.

Esta misma fórmula también la aplicamos a alguno/a/os/as:

Alguno/s de mis hermanos habla/n inglés”.

Alguna/s de las ciudades españolas es/son muy antiguas”.

Alguien/Nadie (solo para expresar la existencia o inexistencia de un número de personas)

Alguien y Nadie se refieren solo a personas y nunca van seguidos de sustantivos:

“¿Hay alguien en tu clase que hable inglés?”.

“No, en mi clase no hay nadie que hable inglés”.

Algo/Nada (solo para expresar la existencia o inexistencia de cosas)

“¿Hay algo de beber en la nevera?”

“No, no hay nada”.

 Y ahora, ponte a prueba con el siguiente ejercicio, y ya sabes, si tienes alguna duda deja tus comentarios 😉

 

Spanish colloquial phrases, el pan

Spanish colloquial phrases: el pan

Hola a todos y bienvenidos al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Pues hoy os presento estas expresiones coloquiales, Spanish colloquial phrases, con uno de los alimentos estrella de la dieta española: el pan. 

Hace unas semanas publiqué una infografía con una expresión en la que aparecía también el pan, haz click en el link para verla, pero ahora, te traigo unas cuantas más..

“Contigo, pan y cebolla”

Spanish colloquial phrase, contigo pan y cebolla

Esta es una expresión que utilizamos para comunicar  nuestro compromiso o amor hacia otra persona, no solo en los buenos momentos, sino también en los de escasez, hambre, o cuando la economía va mal.

Y es que en España, el pan siempre ha sido el alimento básico de la mayoría de la población, sobre todo en la época de la guerra y la posguerra (años 30 y 50 del siglo pasado).

En aquellos años de tanta hambre, la población más humilde tenía que conformarse con el “pan negro”, un pan rudo, basto, y difícil de tragar… ¿y por qué?

Pues porque después de moler el grano del trigo para extraer la harina, esta no pasaba por un proceso de filtrado o tamizado, quedando en la harina todas las impurezas como la cascarilla (cubierta exterior del grano del trigo u otro cereal).

Sin embargo, el “pan blanco” sí que era bien procesado pero…¡claro!, esto elevaba su precio, convirtiéndolo en el pan consumido por los más pudientes (personas con más dinero o mayor poder adquisitivo).

Hoy por hoy, mucha gente mayor y de avanzada edad que sufrió aquellos años de escasez, sigue sintiendo cierto rechazo hacia el “pan negro” o integral, pues les recuerda a los duros tiempos de su infancia.

Pero la historia del pan en España se remonta más allá de la historia reciente…

Ya los célebres pintores como Velázquez o Luis Meléndez retrataban bodegones (composición pictórica con alimentos, en general) en los que el pan siempre aparecía como alimento estrella:

Bodegón con ciruelas, brevas, pan, barrilete, jarra y otros recipientes de Luis Meléndez, recuperado el día 02/07/2018 de https://www.jotdown.es/2016/04/mejor-bodegon-jamas-pintado/

Además, hay que destacar la importancia del pan y su simbología en la religión católica (la más importante en España), ya que según las Sagradas Escrituras (La Biblia) Jesucristo multiplicó el pan y los peces…

Multiplicación de los panes y los peces
“La multiplicación de los panes y los peces” imagen recuperada el día 4 de julio de http://www.imágenes-de-jesus.com

Así como la hostia, que se toma en la misa, simboliza dicho alimento en La última cena

“La última cena” del pintor Juan de Juanes, recuperada el 02/07/2018 de: https://www.artisangallery.es

Y no solo el pan es símbolo religioso, pues también lo es el vino..

“Al pan, pan y al vino, vino”

En este caso, al pan le sumamos el vino (que también forma parte de nuestra gastronomía coloquial y culinaria) para conformar esta sabrosa y rica expresión  que usamos para comunicar que a las cosas hay que llamarlas por su nombre y sin rodeos…

Es decir, expresar franqueza, pues al pan hay que llamarlo pan y al vino hay que llamarlo vino.

 

“Ser pan comido”

Otra expresión muy utilizada, es ser pan comido, o como más comúnmente dicen los niños:

¡Esto está chupao!” (chupao de chupado)

Para comunicar que algo es fácil o sencillo de hacer

 

Y…¿en tu lengua?, ¿tenéis expresiones con el pan?, deja aquí tus comentarios y nos vemos pronto… 😉

 

El verbo dejar y sus significados

El verbo dejar y sus signficados

¡Hola a todos de nuevo! y bienvenidos al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosas más. Hoy, tal y como voy haciendo con otros verbos, os traigo esta infografía con el verbo dejar y sus significados.

El verbo dejar y sus significados

Y es que el verbo dejar es un verbo que utilizamos para comunicar acciones muy diferentes…

¡Vaya!, se puede decir que es un verbo “comodín”, es decir, de esos verbos que valen tanto “para un roto como para un descosido” (expresión coloquial que usamos para decir que algo, o alguien, vale para todo).

Como creo que la infografía explica muy bien los diferentes usos que damos al verbo “dejar”,  no me voy a extender más, pero sí te voy a dejar este ejercicio para que te pongas a prueba.

Y no olvides dejar aquí tus comentarios si tienes alguna duda. Nos vemos pronto 😉

 

Spanish verbs: Ponerse, vestirse y llevar puesto. Learn the difference

Spanish verbs: Ponerse, vestirse y llevar puesto

Hi everyone! And welcome to my blog “con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más”, as I bring You this infographic with the following Spanish verbs: Ponerse, vestirse y llevar puesto. Learn the difference..

Yesterday, I had a lesson with one of my A1 level pupils, my dear Daiva, who was a bit confused with the different usages of these three Spanish verbs

So, when to use them?

For that reason, today I bring You this infographic which I think it can be of great help to understand when We use them and which are quite similar to the ones used in English “to wear, to get dressed and to put something on”.

Can You see the difference?

Leave your comments on the blog and see You soon 😉

Diferencia comes o te comes

Verbo comer/comerse.¿Comes o te comes? Aprende la diferencia

¡Hola de nuevo a todos! y bienvenidos al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. Hoy  quiero presentaros una infografía y una explicación  con la diferencia de los verbos comer /comerse. ¿Comes o te comes?  Vamos a aprender la diferencia.

Y es que ayer un alumno me preguntó: “¿Cuándo se dice “como” o “me como”?

Pues bien,  fíjate primero en la infografía que he diseñado para ti y para ayudarte a comprenderlo mejor:

La diferencia está en la cantidad

Cuando hablamos de un alimento en general utilizamos el verbo comer sin el pronombre reflexivo (me, te, se….), por ejemplo:

“Como pescado dos veces por semana”.

“Hay que comer tres piezas de fruta todos los días”.

“Yo no como marisco, ¡me da asco!”

“No como carne pues soy vegetariana”.

¡Ahora fíjate! nunca diríamos:

“No me como carne .

“Yo no me como marisco, ¡me da asco!”.

Sin embargo, sí  decimos:

 “No me como la carne”. 

 “Yo no me como el marisco, ¡me da asco!” .

cuando nos referimos a la carne o el marisco que tenemos delante de nosotros o en nuestro plato.

Ahora mira este ejemplo:

“Esta mañana me he comido un par de huevos con bacon”.

En este caso utilizamos el pronombre pues estamos hablando de algo específico o de una cantidad específica, no de un alimento en general.

¿Puedes ver la diferencia?

¡ATENCIÓN!: También podemos escuchar a las madres y padres decir:

“Mi niño no me come suficiente carne, no le gusta”.

A este tipo de uso del verbo “comerse” lo podríamos denominar uso del “lenguaje maternal o paternal”, ya que los padres proyectan  y conectan su preocupación o su regocijo (alegría, felicidad) en la de sus hijos.

“Pues, mi Carlitos me lo come todo: el pollo, las verduras, el pescado. ¡Es un fiera comiendo!”

¿Te comes las uñas o los padrastros?

“Comerse” también funciona como verbo reflexivo, ya que la acción la realiza el sujeto y recae en el propio sujeto.  Y te preguntarás

¿Es que los españoles se comen así mismos?

¡Bueno!, nos comemos las uñas y los padrastros (piel levantada cerca de la uña) o algunas veces, los niños se comen los mocos:

        “Sonia se come las uñas y los padrastros”   

https://www.gettyimages.es      

“Mi amigo Lucas se come los mocos ¡qué asco!”

comerse los mocos

¡Cuéntame! y deja tus comentarios, ¿Qué comes y qué te comes? Nos vemos pronto, 😉