Los superlativos en español: relativo y absoluto

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

¡Hola de nuevo! y bienvenido/a al blog con el que nunca te acostarás sin aprender una cosa más. En este post os quiero mostrar el funcionamiento de los superlativos en español: el superlativo relativo y el absoluto.

¡Vamos a por ello y fíjate bien en la infografía!

Los superlativos: relativos y absolutos

Los superlativos en español

El grado superlativo o “comparativo de excelencia” nos permite expresar una cualidad que algo, alguien, una acción… tiene en su mayor grado de intensidad.  Ahora vamos a ver  sus formas:

Superlativo relativo

El superlativo relativo expresa una cualidad en su máximo grado siempre en relación con otros. Para ello utilizamos el esquema: El/la/los/las + sustantivo+ más+adjetivo+de o El/la/los/las+más+adjetivo+de. Este último esquema lo utilizamos cuando ya sabemos de qué sustantivo estamos hablando:

“Belén es la más lista de la clase”.

El río más caudaloso del mundo es el Amazonas y también el más peligroso”.

Superlativo absoluto

El superlativo absoluto expresa una cualidad en su máximo grado y en sí mismo, es decir, no lo relacionamos con nada.

“Mi primo es altísimo“.

“Este libro es interesantísimo“.

En el lenguaje coloquial también se utiliza “super” delante del adejtivo:

“Estos zapatos son super cómodos”.

“¡Me encanta tu vestido! es super bonito”.

Pero lo más común y más utilizado es el adverbio “Muy” delante del adjetivo:

“¡Me encanta tu bolso! es muy bonito”.

“Barcelona es una ciudad muy bonita e interesante”.

Y…¿Cómo se forman los superlativos absolutos?

Normalmente, para formar el grado superlativo del adjetivo quitamos la última vocal y añadimos “ísimo/a/os/as“. Por ejemplo:

Bueno/a – Buenísimo/a/os/as

Malo/a – Malísimo/a/os/as

El adjetivo “interesante” en grado positivo no tiene género pero, en su grado superlativo sí: interesant-ísimo/a/os/as

“El libro es muy interesante/interesantísimo“.

“La película es muy interesante/ interesantísima“.

Los adjetivos que acaban en “ble” sustituyen la terminación en bilísimo/a/os/as:

El adjetivo “amable” no tiene género en grado positivo pero, en su grado superlativo sí:

“Mi Jefa es muy amable/ Mi jefa es amabilísima“.

¿Conoces más ejemplos?

Ya sabes que puedes dejar todas tus dudas y tus comentarios en el blog. Nos vemos 😉

 

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.